Sus noticias y novedades mensuales de IdahoSTARS

rss

¡El boletín para ponerse al día!

Immunizations1.jpg

¿Sabía que, como profesional del cuidado infantil, usted puede ser un gran promotor de las vacunas?

Injury prevention.jpg

Abajo siguen unas recomendaciones para evitar las lesiones más comunes y graves que pueden pasar en el ambiente de cuidado infantil y educación temprana.

Head lice.jpg

Los piojos son pequeños insectos sin alas que viven en la cabeza y el cuero cabelludo de las personas, especialmente los niños.

Siete niños pequeños que llevan mochilas de pie en un pasillo de la escuela con los brazos unidos.

Tiene su plan en orden, pero ¿lo ha practicado? Como parte del licenciamiento y requisitos de ICCP, los cuidadores de niños deben practicar regularmente los simulacros de evacuación (simulacro de incendio), buscar refugio dentro del lugar, un lugar seguro (de un intruso) y de reubicación. Los simulacros de evacuación deben de practicarse al menos una vez al mes, mientras que los otros tres deben de practicarse al menos trimestralmente. Asegúrese de comunicar los días de simulacro con los padres para que puedan entender cuando los niños regresen a casa y digan “Hoy nos quedamos en el baño.”

Chica joven con el sombrero brimmed que se sienta afuera con sus padres.

El verano es el mejor momento para estar fuera del salón, ¡Pero recuerde protegerse de los rayos solares! Todos tienen riesgo de una quemadura por el sol. Hay que proteger a los niños en especial porque la mayoría del daño solar pasa en la niñez. Como otros tipos de quemadura, las del sol dejarán la piel roja, caliente y adolorida. En casos severos puede causar ampollas, fiebre, escalofrío, dolor de cabeza y una sensación de enfermedad. La Academia Estadounidense de Pediatría ofrece estos consejos para cuidar a los niños en el sol.

Proveedor de cuidado infantil que ayuda a un niño pequeño a unir piezas.

¡Mayo es el mes de la salud mental! La salud mental de los lactantes se refiere a cómo se desarrolla un niño social y emocionalmente desde el nacimiento hasta los 3 años. Comprender la salud mental de un lactante es clave para prevenir y tratar problemas de salud mental de niños muy jóvenes y sus familiares. También ayuda a guiar el desarrollo de comportamientos saludables social y emocionales.